Tipos de toallitas

Aunque puedas pensar que una toallita es una toallita, o aunque muchas empresas te digan que son todas iguales, no es así. Ni todas respetan el medio ambiente, ni respetan tu piel. Y por supuesto, no todas se fabrican de la misma manera. Hoy vamos a intentar explicaros los diferentes tipos:

Una de la más usadas en estos tiempo modernos, siendo ya un imprescindible en todas las casas, son las toallitas para bebes. Empezaron como unas toallitas para limpiar el culete de los peques, y ya se usan para manos, cara, manchas en el sofa, rocecito en la pared de casa, etc.  Pero la realidad es que salvo algunas marcas que son bio de verdad, son muy cómodas pero no son lo más recomendable para la piel. Suelen irritar y favorecen la aparición de granitos y rojeces. De hecho ya ha surgido la tendencia a volver tanto a los pañales desechables de antes como a la esponja y al jabón, siempre y cuando se pueda claro.

Las toallitas desmaquillantes. Son las 11 de la noche y por fin hay tranquilidad para la ducha, la cena o para desmaquillarse tranquilamente. Pero que pereza usar el agua micelar, la leche desmaquillante, el tónico…. Así que toallita desmaquillante y en 1 minuto fuera rimel, maquillaje y colorete. Pero con la misma rapidez que se va todo también salen granitos e irritacíones. Ni un dermatólogo, ni tu esteticista te recomendarían su uso. Y creo que no hace falta que te explique por qué.

Toallitas de wc. Las peores de las peores en estos momentos. Ya no solo por todo lo expuesto anteriormente con las otras toallitas húmedas con respecto a la piel o las procesos químicos que sufren para su producción. A esto también hay que sumarle el gran problema medioambiental que están provocando ya que van directamente al wc y de ahí al mar. El papel higiénico que usamos está preparado para que se desintegre en un 95%, las toallitas de wc por mucho que lo  pongan en los paquetes NO SON BIODEGRADABLES.

Una alternativa a las toallitas húmedas más ecológica y más respetuosa con la piel son las llamadas toallitas secas o comprimidas. Pero de la misma manera no todas son iguales, ni mucho menos.

Ojo a las toallitas de viscosa. Su producción requiere hasta 18 procesos químicos sobre una base de celulosa y esto hace que sea una de las industrias más contaminantes del planeta. Además, el reciclado de la viscosa es químico, por lo que no es sostenible. Además, aunque son mejores para la piel que las húmedas, al estar libres de alcohol, perfumes y demás, su producción lleva un proceso tan complejo que no son completamente respetuosas con la piel.

Es por eso que el algodón es la solución ideal para piel y el medio ambiente, por eso las elegimos.  El algodón además de ser un recurso natural, está reconocido por su suavidad y respeto de la piel, tanto para los bebé como para los más grandes. Es además sostenible, ya que desde la producción hasta que llega a nuestras manos, los procesos de fabricación son más respetuosos, y el reciclado y la segunda vida existen y pueden ponerse en práctica fácilmente. Una vez usadas, se pueden lavar e incluso meter en la lavadora.

¿A qué esperas para hacer algo por ti y por el medio ambiente?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s