Planes con amigas: ¿cenar en casa o en un restaurante?

Es una de las preguntas del millón de dólares (de Euros en este caso). Porque, claro, en un restaurante siempre habrá más ruido y será más difícil hacer confidencias entre amigas, pero si se cena en casa tocará cocinar o pedir comida, y no siempre se tiene sitio suficiente para todas. ¿Qué hacer entonces? Pues vamos a hacer juntas una lista de pros y contras.